Eficiencia Energética Vivienda – Buenas Prácticas

Fecha Publicación: 15/05/2013

La rehabilitación térmica en la eficiencia energética

Aumentar la eficiencia energética de viviendas y acudir a fuentes de energía renovables son nuestros principales retos en nuestra lucha por hacer de este planeta un lugar más sostenible.
El objetivo principal es obtener la mayor calidad y con el mínimo consumo de energía, aprovechando cada kilowatio, obtendremos mejoras económicas y medioambientales, reduciendo la emisión de contaminantes a la atmósfera.
Motivar, informar y sensibilizar al usuario, es una tarea fundamental para lograr entre todos, un ahorro energético importante


Iluminación

  • La elección de las lámparas, las lámparas de bajo consumo, o las lámparas LED, pueden reducir hasta un 75 % nuestro consumo.
  • Aprovechar la luz solar, la mejor iluminación es la que entra por nuestras ventanas
  • Los interruptores, deben ser independientes, y asi mejorar el control de la luminarias que necesitamos en cada momento.
  • La limpieza de las lámparas también hará que la luz llegue mejor a la zona que queremos iluminar,
  • Los materiales, colores y mobiliario, repercuten de manera directa en la iluminación interior de nuestra vivienda.
  • Tener siempre cuidado de que no queden luces encendidas en habitaciones en las que no hay nadie.

Calefacción

  • El buen aislamiento constituye la mayor garantía de eficiencia energética de un edificio
  • Es aconsejable una instalación centralizada de producción de calor, ya que es más eficiente, es importante que estas instalaciones lleven un buen aislamiento en sus conductos de distribución.
  • No se aconsejan radiadores eléctrico ni convectores,
  • Resulta fundamental que los sistemas de calefacción se pueda regular la temperatura, en función de horarios, ocupación, actividad y temperatura exterior.
  • Los radiadores de las habitaciones que no se utilicen habitualmente deben mantenerse apagados.
  • No se deben cubrir los radiadores
  • Sustituir los vidrio simple de nuestras ventanas por doble cristal, hara que no tengamos que gastar tanto en calefacción.
  • El aire contenido dentro de los radiadores dificulta la transmisión de calor desde el agua al exterior, por eso es necesario hacer una purga antes de comenzar la temporada invernal.
  • La temperatura de confort en invierno no debe sobrepasar los  21ºC. No hay que olvidar que el consumo aumenta un 10% por el aumento de cada grado.

Refrigeración

  • 25ºC es una temperatura óptima para el verano. Cada grado que disminuya aumentará el consumo energético en un 8%, pero no el confort.
  • Es importante controlar el apagado del aire acondicionado cuando la vivienda esté desocupada.
  • Para el buen funcionamiento de estos sistemas es preciso llevar a cabo una limpieza y una revisión periódica.
  • Mantener la vivienda protegida de la luz solar, con celosías, persianas, cortinas o toldos sin que exija encender luces
  • Favorecer su ventilación durante las horas más frías del día disminuye las necesidades de refrigeración.
  • Los aparatos de aire acondicionado suelen tener sustancias que afectan a la capa de ozono, por lo que hay que asegurar su correcta gestión como residuo depositándolo en un punto limpio

Otros consumos energéticos

El consumo de aparatos ofimáticos es responsable en buena medida del aumento del consumo eléctrico, con lo cual también juega un papel importante en la generación de gases de efecto invernadero.

A la hora de adquirir equipos como impresoras y fotocopiadoras, es necesario tener en cuenta que trabajen perfectamente a doble cara y con papel reciclado. Además, obviamente, debe escogerse frente a otros los que cuenten con la etiqueta “Energy Star”.

  • Apagar el ordenador siempre que sea posible, a la hora de comer, al finalizar la jornada laboral, durante días no laborables, etc.
  • Es recomendable configurar adecuadamente el modo de ahorro de energía del ordenador, para que se desactive correctamente pasado un cierto tiempo sin actividad.
  • En cuanto a la elección de las pantallas de los ordenadores es recomendable utilizar las de tipo LCD (Liquid Cristal Display), ya que suponen un ahorro de un 37% de la energía en funcionamiento normal, y un 40 % cuando el ordenador se encuentra en modo de espera.
  • Intentar mantener apagadas las impresoras, al igual que los ordenadores, siempre que no se estén utilizando.
  • Al adquirir impresoras nuevas, es necesario tener en cuenta que dispongan de sistemas de ahorro energético (powersave o similar) y opción de impresión a doble cara.
  • Imprimir siempre que sea posible en blanco y negro, y a doble cara. Utilizando el modo “ahorro de tóner”
  • Arrojar los cartuchos usados en contenedores especiales para ello, también puede

Los electrodomésticos son los grandes consumidores de energía. En nuestros hogares aproximadamente un 65% de la energía que consumimos se destina a ellos.

  • El consumo energético de los electrodomésticos depende de su eficiencia (dato que refleja la etiqueta energética), su ubicación y su uso, a la hora de comprar un electrodoméstico hay que tener en cuenta su eficiencia energética, su consumo de agua, y también las necesidades para cada uno de ellos: dimensiones, potencia y ubicación idónea desde el punto de vista energético
  • El uso racional del frigorífico por ejemplo puede ahorrar hasta un 80%. Para ello es fundamental no meter cosas calientes en él, no colocarlo cerca de fuentes de calor, dejar pasar el aire por su parte trasera, abrir sus puertas el
  • menor tiempo posible, ajustar el termostato a una temperatura no excesivamente baja (5ºC para el compartimento de refrigeración y -18ºC para el congelador), mantenerlo limpio, evitar la formación de hielo.
  • Cuando se utiliza la lavadora es preferible hacerlo en frío o a la menor temperatura posible (90% del consumo de la lavadora es para calentar agua)., llenarla completamente, emplear los programas económicos y centrifugar lo menos posible.
  • A la hora utilizar la cocina, tanto de gas como eléctrica, también se pueden llevar a cabo buenas prácticas energéticas como tapar las cazuelas para conseguir más rápidamente el punto de ebullición, utilizar ollas a presión, centrarlas correctamente sobre el quemador procurando que la llama o la base eléctrica no sean mayores que el recipiente, bajar el fuego al mínimo una vez que comienza el hervor…
  •  Para hacer un correcto uso del lavavajillas es conveniente utilizarlo sólo cuando esté completamente lleno y utilizar los programas “económicos”. Si es necesario aclarar los platos antes de usar el lavavajillas hacerlo siempre con agua fría.
  • Además hay que mantener siempre llenos los depósitos de sal y abrillantador pues reducen el consumo de energía en el lavado y el secado.
  • Los filtros sucios y los depósitos de polvo y basura saturados de la aspiradora hacen que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su vida útil. Por ello, hay que limpiar o sustituir los filtros o depósitos y usar el accesorio adecuado.
  • Para alturas inferiores a un tercer piso, si no se sufre ningún problema físico, es mucho más saludable, económico y ecológico subir y bajar a pie que hacerlo en el ascensor.
  •  Por debajo del quinto piso se ahorra energía y tiempo, y es más saludable, bajar a pie hasta la calle. En caso de que el ascensor contenga botones diferentes
  • para subir y bajar es conveniente pulsar sólo uno de ellos, así se evitan que se realicen viajes innecesarios.
  • En caso de que se dispongan varios ascensores, se puede instalar en ellos un mecanismo de maniobra selectiva que optimice los desplazamientos y proporcione un servicio más rápido y energéticamente más eficiente.

Es recomendable que el habitáculo del ascensor sea de tonos claros y esté equipado con lámparas adecuadas para iluminar en su justa medida, sin excesos, ya que hay que tener en cuenta que están iluminados las 24 horas del día. Incluso puede instalarse un detector de presencia que permita iluminar el habitáculo cuando se utiliza, y disminuir la iluminación cuando no está en uso.

The following two tabs change content below.
Soy Maria Ayerbe, responsable del departamento de arquitectura, diseño y eficiencia energéticaMaria Ayerbe