Ahorro Energético Frigorífico Parte-3

Fecha Publicación: 05/04/2014

Certificado Energético

Los electrodomésticos son otra parte de la vivienda donde se consume una gran cantidad de energía, ya que son necesarios para el día a día y el consumo de energía para su funcionamiento es imprescindible.

Existen electrodomésticos de todos los tipos, tamaños y prestaciones, según estas características el consumo será uno u otro. Por eso es muy importante seleccionar bien el aparato que mejor se adapte a nuestras necesidades.

A lo largo de la vida útil de un electrodoméstico, el gasto en la factura eléctrica puede ser varias veces superior al precio de adquisición del mismo. Por ello, a la hora de la compra, hay que fijarse en el consumo de energía y optar por los de clase A, o hasta A+++, que son los más eficientes.

El frigorífico es uno de los electrodomésticos de la vivienda que más consume. Casi el 18% de la electricidad de una vivienda se va en el frigorífico y aparato de refrigeración. La práctica totalidad de las viviendas en España tienen uno. Es un electrodoméstico que no se apaga, más que para limpiarlo y eliminar la posible escarcha o hielo que se ha formado, por lo que el consumo es notable en la factura, aunque la potencia, en comparación con otros pequeños electrodomésticos, no sea muy grande, unos 200 W (secadores o planchas de pelo pueden llegar a tener hasta 2.000 W de potencia)

Lo característico de este electrodoméstico es que sus prestaciones varían según las condiciones del lugar donde se ponga; que esté alejado de focos de calor, fuera de cualquier radiación solar o permitir la circulación de aire por la parte trasera del frigorífico, son algunas de las condiciones para el óptimo ahorro y uso del frigorífico.

  • Para el consumo inteligente de su frigorífico se recomienda que lo compre con etiquetado energético de la clase más eficiente, para ahorrar en energía y dinero.
  • Nunca comprar un frigorífico más grande del que se necesita.
  • Colocarlo en un lugar con ventilación y fresco, alejado de fuentes de calor, radicación solar…
  • Cuando vea que aparece una capa de hielo o escarcha superior a 3 mm, desenchúfelo y espere a que desaparezca, así evitará consumos innecesarios superiores al 30%; además es muy recomendable limpiar la parte de atrás del frigorífico, al menos una vez al año.
  • Comprobar que las gomas de las puertas no están picadas y en mal estado evitará pérdidas de frío, como no abrir y cerrar las puertas a destajo.
  • La temperatura idónea para el frigorífico es de 5ºC, y para el congelador -18ºC.
  • Coloque los alimentos de forma que pueda circular el aire libremente entre ellos.
  • No realice aperturas de puertas, largas y continuadas.
  • Rote correctamente los alimentos para impedir que caduquen.
  • Racionalice las compras en función de las necesidades.
The following two tabs change content below.
Soy Maria Ayerbe, responsable del departamento de arquitectura, diseño y eficiencia energéticaMaria Ayerbe